Biología, Ciencia, divulgación, Naturaleza

Un paseo por el Medio Subterráneo Superficial.

¿Te gusta pasear por el campo? Pasear y disfrutar de un día de relax, de conexión con la naturaleza, de desconexión con el ajetreo diario… ¿Y qué contemplas cuando sales al campo? Miras hacia los árboles en busca de alguna bonita ave a la que has oído cantar, descubres una ardilla que salta de rama en rama, un pequeño lagarto correteando entre las piedras, una mariposa que te revolotea por la cabeza… ¡¡Idílico!! Pero hay otro mundo oculto cuando caminas por el campo, un lugar en el que habitan animales que no vas a ver salvo que puedas hacerte muy pequeño; tan pequeño que puedas colarte entre las fisuras del suelo y caminar por los intersticios que dejan las piedras que hay bajo tus pies.

https://journals.plos.org/plosone/article/figure/image?size=medium&id=info:doi/10.1371/journal.pone.0076311.g006
Esquema de los tipos de MSS. Imagen extraída del artículo “The “Alluvial Mesovoid Shallow Substratum”, a New Subterranean Habitat” (Ortuño et al., 2013).

¿¿¿Qué clase de lugar es ese??? Pues un lugar bastante confortable, en el que en verano estás fresquito y en invierno no hace tanto frío… Se trata del Medio Subterráneo Superficial (MSS). Éste es un hábitat que se forma a partir de fisuras de la roca madre del suelo, o por acumulación de piedras de diversos tamaños, que al no encajar entre ellas como si del tetris se tratase, dejan huecos y galerías, despreciables para nosotros, pero que para los seres vivos que miden tan solo unos milímetros (en su mayoría artrópodos), nada tienen que envidiar a las grutas de las grandes cuevas.

Es un ambiente singular, un lugar donde nunca penetra la luz del sol, y por consiguiente donde los vegetales no pueden vivir. Esto implica que si vives exclusivamente allí (hipogeos), tienes que ser depredador y buscar alimento en otros pequeños seres que pululen por allí. ¿Y además, que pasa si nunca hay luz en ese lugar? ¿Para qué te sirven los ojos? Para nada, y por eso, los animales que allí viven de manera permanente han ido sufriendo una atrofia del aparato ocular, hasta el grado de no tener ojos (anoftalmia). ¡¡Imagínate!! Un animal sin ojos y que es capaz de vivir perfectamente… ¿No es extraordinario? En compensación a la ausencia de ojos, presentan largas antenas y sedas (pelitos que presentan los artrópodos por el cuerpo) que actúan como excelentes órganos sensoriales (quimiorreceptores y receptores del tacto). Y más aun, como os habréis fijado, la gran mayoría de los insectos tienen la capacidad de volar. Esta característica tan ventajosa (y con la que todos hemos soñado alguna vez) no te sirve de mucho si vives en las grietas del suelo. Así que los insectos adaptados a vivir en el MSS han sido conducidos evolutivamente hacia el apterismo (ausencia de alas), mientras que sus parientes cercanos adaptados a vivir en el medio superficial sí que las presentan. También, estos artrópodos que se han decantado por este hábitat, son animales con muy poca pigmentación, característica muy ligada a la presencia de luz. ¿No os parece ciencia ficción?

Resultado de imagen de trechus arrecheai
Detalle de Trechus arrecheai, especie anoftalma. Extraído de “A new hypogean Trechus Clairville (Coleoptera, Carabidae, Trechini) discovered in a non-calcareus Superficial Subterranean Habitat of the Iberian System (Central Spain).” (Ortuño et al. 2014).

Como veis, hasta las rendijas del suelo están repletas de vida (en este caso animal). A estudiar esta vida subterránea se dedica un equipo de entomólogos de la Universidad de Alcalá (GIBSES; Grupo de Investigación de la Biología del Suelo y los Ecosistemas Subterráneos), y de manera muy exitosa: lugar en el que muestrean, especies nuevas que descubren; datos que analizan, sorpresas que aparecen… Y es que este mundo está bastante inexplorado. Lo que está claro es que cualquier desafío de la naturaleza es superado exitosamente por algún ser vivo, y es de justicia ofrecerles nuestro reconocimiento a sus adaptaciones y dedicarles un artículo.

Si te interesa leer algunos de los artículos científicos relacionados con el tema:

 

Bibliografía:

Ortuño, V. M., Gilgado, J. D., Jiménez-Valverde, A., Sendra, A., Pérez-Suárez, G., & Herrero-Borgoñón, J. J. (2013). The “alluvial mesovoid shallow substratum”, a new subterranean habitat. Plos One, 8(10), e76311.

A new hypogean Trechus Clairville (Coleoptera, Carabidae, Trechini) discovered in a non-calcareus Superficial Subterranean Habitat of the Iberian System (Central Spain). Ortuño, V. M., Cuesta, E., Gilgado, J. D. & Ledesma, E. (2014). Zootaxa, 3802(3), 359-372.

Imagen de la cabecera tomada por J. D. Gilgado: ejemplar de Trechus barratxinai. Extraída de: https://www.agenciasinc.es/Reportajes/El-medio-subterraneo-como-refugio-ante-el-cambio-climatico

Anuncios

5 comentarios en “Un paseo por el Medio Subterráneo Superficial.”

      1. Por supuesto, todo lo que sea divulgar (que es el motivo de este blog) es bienvenido.
        Muchas gracias dbiociencias.
        Como en otra entrada decíamos: ¡divulgar es cosa de todos!

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s